Usa tus cosas

Úsalas de verdad. No son de adorno.

Que no sean como la vajilla de las mamás que solo sacaban cuando había visita o eventos importantes.

Gástalas.

Cuando veas que sacan algo nuevo, piensa si aun la versión que tienes te sirve, vendrá otra mejor que la que acaban de lanzar.

Es mejor dar saltos de a dos tres generaciones.

No es recomendable tener siempre la última versión, es decir, comprar siempre lo que salga de último, lo más reciente.

Tranquilo.

Tómalo con calma.

Sabemos que te gusta tener lo último, aunque la razón del por qué no la sepamos realmente, me pasa a mí también…

Vienen más versiones.

Quizás mejores a la que acabas de ver.

Espera.

Paciencia.

No caigas en el juego de la obsolescencia programada.

Y recuerda que cuando compras algo, lo ideal es tener el dinero dispoonible, porque, si tienes la costumbre de comprar con tarjeta y vender para comprar lo más reciente, el negocio es pésimo:

Digamos que Vp= valor de la compra hoy

Compras con tarjeta a 12 meses, súmale 30%.

Vp x 1.30

Y si al año vas a vender lo que compraste, vendes al menos perdiendo un 40, 50%.

Vf = 0.5Vp (valor futuro, 12 meses más tarde o menos).

En realidad, estás pagando hoy Vf= Vp(1 + 0.5 + 0.3) = 1.8Vp

Es casi el doble de lo que cuestan las cosas. El doble, solo que no te das cuenta.

De manera que mejor sácale el jugo a eso que compraste. Deprécialo. Destrúyelo si quieres.

Define desde un principio, y dilo en voz alta, cuánto tiempo quieres que te dure, sea la medida que sea que definas, años, Kms, veces, etc.

Cuando nosotros, mi esposa y yo, compramos el carro de la casa, lo compramos con la idea de que íbamos a tenerlo por 10 años. Suena mucho, pero para un hogar que usa un carro de a 15.000 Km por año, de una buena marca, alta calidad, llegar a 150.000 no es siquiera una tercera parte de lo que puede durar un motor.

Claro que hemos tenido la tentación de cambiarlo, varias veces, el mercadeo es muy fuerte y tentador. Pero siempre recordamos esa, llamémosla promesa que nos hicimos, de tenerlo por 10 años, y se nos pasa. Y la verdad es que no necesitamos cambiarlo.

Hay que reconocer que vivimos en un mundo lleno de diseños excelentes, novedosos, espectaculares, pero tenerlo todo en todo, es muy complicado y no es necesario. Además está comprobado que eso no te va a dar felicidad adicional a la que ya tienes, quizás sí momentánea, pero se te pasa rápido.

Por eso a la hora de comprar, compra lo que yo llamo el término ultegra. Ni lo más barato, ni lo más costoso, evitando el lujo.

Esto es como una gráfica de este estilo:

A partir de la raya azul, el gap con la raya roja es la diferencia entre calidad alta y lujo, y generalmente no vale la pena esa diferencia. Es mi opinión.

Lo que sí no debes buscar es la raya verde, donde lo más seguro es que por barato, no estés comprando calidad alta y seguramente luego sea necesario volver a invertir, resultando más costoso de la cuenta (verde + azul). Generalmente uno termina comprando lo que evitó al principio por querer ahorrar. Compras verde evitando azul, se te daña verde, y debes volver a comprar, lo más seguro azul. Rojo si te sobra la plata. La diferencia entre azul y rojo es la utilidad de las empresas. Tu estás pagando su utilidad. Su tinta negra es tu tinta roja.

Algunos ejemplos con las referencias por cada elemento en su respectivo color:

No quiero decir que lo verde sea malo. Quiero decir que es mejor hacer el esfuerzo de comprar azul, para usarlo más tiempo, y no quedar antojado del azul, o al año vender el verde y comprar azul. Eso es todo el análisis. porque por una diferencia menos a la que hay entre la azul y la roja, compra uno algo muy bueno, duradero, y generalmente muy parecido en utilidades y características por las que paga uno en rojo, y que muchas veces ni usa o ni sabe que existen. Muchas veces no le sacamos el jugo al 100% a las cosas que compramos.

La diferencia de precio entre azul y rojo, muchas veces no vale la pena.

Digo entonces que me gusta esa estrategia estilo Ultegra, nombre prestado de shimano, referencias de grupos de bicicleta, que me gustan mucho. Yo con Ultegra, que es una referencia en el punto medio de calidad muy buena, voy muy bien. Y la misma fórmula aplica para casi todo, zapatillas, cascos, relojes, etc. y en el resto de cosas que consumo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s